• Robert Anthony García

In Your House nos llevó acción y entretenimiento "a nuestras casas"


Los eventos NXT TakeOver no se dan mensualmente como los eventos especiales de WWE, pero a veces menos es más. Cada evento TakeOver se siente especial y nunca nos defraudan en cuanto a acción, entretenimiento y emoción se trata.


NXT TakeOver: In Your House no fue la excepción. Desde que se anunció este evento en honor a los eventos clásicos de WWE en la década de los '90, la expectativa entre los fanáticos ha ido en aumento semana tras semana. Fue una tremenda movida por parte de Triple H y su equipo de trabajo escoger el nombre In Your House ya que, no tan solo honras el pasado donde ocurrieron luchas inolvidables, sino que también le presentas a una nueva generación, 25 años después, lo que por casi 4 años fue uno de los eventos élite de WWE en ese momento.

La lucha más memorable y sin duda una de las mejores que hemos visto este año fue la triple amenaza por el campeonato femenino de NXT entre la campeona Charlotte Flair, Rhea Ripley y Io Shirai. Estas competidoras lo dejaron todo dentro y fuera del cuadrilátero por casi 20 minutos y luego de varios falsos finales Io Shirai se coronó como la nueva campeona femenina de NXT. Shirai es una tremenda luchadora que ha demostrado su habilidad luchística desde su llegada a NXT en el 2018. La derrota de Charlotte Flair significa que, probablemente, ella regrese al "main roster" de WWE. Muy fácilmente veremos a Charlotte retando a Asuka o Bayley por sus respectivos campeonatos.


Adam Cole y Velveteen Dream nos dieron una lucha cinemática estilo pelea cajellera con un ring rodeado de automóviles por el campeonato de NXT. Adam Cole retuvo el título luego de una lucha bastante física entre ambos que estuvo llena de sillas y una caída por parte de Cole desde una escalera hacía el cristal delantero de un vehículo, cuál tuvo que haber dolido muchísimo.

Otro que lució fenomenal fue Karrion Kross, quién haciendo su debut en un evento TakeOver lució dominante e intimidante ante el gran Tommaso Ciampa. NXT está invirtiendo mucho con él y muy pronto lo veremos retando por algún campeonato. Ciampa lo hizo lucir como un millón de dólares y exactamente ese era el objetivo de esta lucha.


Antes de terminar no me puede faltar destacar el magnífico desempeño del boricua Damian Priest, quien sacrificó todo en una reñida lucha contra el irlandés Finn Bálor. De Dorado, Puerto Rico, Priest demostró que se puede ir al tú a tú contra uno de los mejores luchadores ahora mismo. Espero que continúen dándole oportunidades en un futuro y quién sabe hasta un campeonato. Aunque no salió airoso en su lucha, en mi libro Damian Priest se ganó el respeto y admiración de la fanaticada. Muchas veces esto vale más que mil victorias.

En fin, NXT TakeOver: In Your House nos brindó un evento repleto de acción y entretenimiento desde nuestras casas. Apúntale otro acierto a NXT, quienes continúan demostrando evento tras evento que son la mejor marca dentro de la WWE en cuanto a lucha libre se refiere.

Recent Posts