• Robert Anthony García

WWE: ¿Podrá Kofi Kingston revivir la "KofiMania"?


Recuerdo como si fuera ayer estar sentado en el MetLife Stadium, un 7 de abril del 2019, y presenciar historia. En una de las luchas estelares de WrestleMania 35, Kofi Kingston buscaba lograr el sueño de su carrera al derrotar a Daniel Bryan quien, en aquel momento, era el campeón mundial de la WWE. El apoyo del público era palpable. Cuando el árbitro realizó el conteo de tres y proclamó a Kingston como el vencedor y nuevo campeón, ese estadio literalmente se quería caer. Kofi Kingston estaba al tope de la montaña en WWE y por varios meses representó con orgullo y pasión a la marca por la que había sacrificado todo para poder llegar a ese momento. Todo iba a favor del campeón e integrante de The New Day hasta que se topó con Brock Lesnar y destronó sus sueños.


Siete segundos suena como poco tiempo, pero para Kofi Kingston, ese 4 de octubre de 2019, siete segundos fueron una eternidad. Es increíble cómo en un abrir y cerrar de ojos te puedes caer de la nube en la que estás. Después de esa derrota, su carrera se apagó tan rápido como perder el campeonato de la WWE contra Brock Lesnar. Cabe destacar que Kofi Kingston, hasta el sol de hoy, 599 días desde aquella terrible noche de 2019, aún no ha recibido su merecida revancha por el tan prestigioso campeonato. Aunque como parte de The New Day, Kingston logró ganar por décima primera ocasión los campeonatos en pareja, luego de perder el Campeonato de la WWE, nunca volvió a intentar escalar la montaña de la WWE y volver a conquistarla como lo hizo en aquel entonces. Eso cambió la semana pasada cuando aceptó un reto abierto del actual campeón mundial de WWE, Bobby Lashley, y para sorpresa de muchos ganar dicho combate.

Esto posiciona a Kingston a un paso de volver a tener oro sobre su cintura. Esta victoria lo colocó nuevamente entre las grandes superestrellas que componen Monday Night Raw. Pero antes de asegurar esa oportunidad titular, tenía que vencer a Drew McIntyre para entrar al evento Hell in a Cell como el primer retador al campeonato de Lashley. Ambos competidores sacrificaron su ser para lograr tan prestigiosa y dorada oportunidad, pero el campeón y su manejador MVP interrumpieron la lucha, causando una doble descalificación. Aún la mecha está encendida para Kingston, quien ahora se tiene que enfocar al próximo lunes a una revancha contra McIntyre y poder de una vez determinar al primer retador al campeonato mundial de la WWE.


Si Kofi Kingston logra de alguna manera vencer al dos veces ex campeón Drew McIntyre, Kingston estaría ponchando su boleto a una cita con el destino en Hell in a Cell; el mismo destino que Kingston ya conoce muy bien y sabe que puede conquistar. Con el regreso de la fanaticada de la WWE a la vuelta de la esquina, este es el momento perfecto para declarar que el "KofiMania" está de vuelta y mejor que nunca. La montaña está alta e inclinada para Kingston. Bobby Lashley será tarea difícil si logra vencer a McIntyre el lunes próximo, pero si en algo se caracteriza Kingston es en nunca rendir sus sueños sin antes intentarlo. Kofi Kingston nunca dejó que esos siete segundos dictaran el futuro de su carrera y debería servir de ejemplo. Por cada victoria que obtengas en la vida, la vida te tirará obstáculos en el camino para que nunca olvides lo difícil que fue el mismo.


Recent Posts