NXT WarGames: El fin de una era y el brutal inicio de una nueva generación


Todo tiene su final y nada dura para siempre. Palabras que se aplican en tantos aspectos de nuestras vidas, pero al final del más reciente evento especial de NXT WarGames se sintió como un cambio de bando en lo que promete ser el futuro de la lucha libre. Ocho luchadores entraron a combatir en una guerra con muchas repercusiones en juego. Cuatro de ellos buscaban llevar a la escuelita y mostrarle una lección de vida a los otros cuatro competidores jóvenes con el objetivo de, no tan solo crear un impacto inmediato, sino también ponerle punto final a lo que fue una era que elevó a NXT al próximo nivel.


En un cuadrilátero el equipo color negro y oro compuesto por L.A. Knight, Pete Dunne, Johnny Gargano y el campeón de NXT Tommaso Ciampa, cuatro de las grandes razones por la cuáles NXT se convirtió en la marca definitiva de WWE por muchos años. Al cruzar, en el otro cuadrilátero, el equipo de 2.0, equipo que desde el relanzamiento de NXT ha dado mucho de qué hablar y ha creado interés e intriga en esta nueva faceta de la empresa. Bron Breakker, Carmelo Hayes, Grayson Waller y Tony D’Angelo son luchadores que han sorprendido a la fanaticada y buscaban dejar el pasado atrás y cargar la marca hacía el futuro. Un futuro que se ve prometedor gracias a la iniciativa de elevar al talento joven y desconocido y cosechar superestrellas nuevas.


Luego de una brutal y sorprendente lucha War Games, el talento joven resistió todo lo que los veteranos le tiraron, lograron sobrevivir la guerra y se posicionaron al tope de NXT. Bron Breakker logró vencer al final al campeón Ciampa, dejándole claras sus intenciones. No importa cuándo y dónde sea, el joven luchador no estará tranquilo hasta que le arrebate el campeonato más prestigioso en NXT.

NXT dejó claro que, por más caras nuevas y diferentes veamos, y más colorido sea el escenario, la acción sobre el cuadrilátero seguirá siendo la misma que cautivó a una nueva generación de fanáticos de lucha libre. Quizá este sea el fin de varios de los competidores que vimos luchar a lo largo de la noche, pero su impacto y su granito de arena no pasará desapercibido. El legado de cada uno de los talentos que pisa el cuadrilátero de NXT crea una oportunidad para que nuevos luchadores, en búsqueda de una oportunidad para brillar, lleguen y demuestren su maestría, pasión y respeto por la bendita lucha libre.

Recent Posts