top of page

Money In The Bank: Misión cumplida en Londres


A uno se le queda cara de Money in the Bank cuando, tras casi 4 horas de show, regresa a casa con la sensación del trabajo bien hecho. Ciertamente Money in the Bank no defraudó. Recordemos que era la primera vez que este gran evento de WWE (el quinto en importancia del año) salía de Estados Unidos y cruzaba el charco al viejo continente. Hubo de todo y para todos. Situaciones previsibles, sorpresas, desarrollo de historias... y por encima de todo y de todos, hubo John Cena. Cuando él pensaba que no, nosotros sí que pudimos verle en el O2 Arena de Londres, donde fue recibido el loor de multitudes, pero eso lo dejaremos para más adelante.


DINERO EN EL BANCO

Desde hoy, Damian Priest e Iyo Sky tienen más dinero en el banco, y esto no es una metáfora. Habiendo conseguido el contrato que les valida como contendientes de facto, el puertorriqueño y la japonesa han visto cómo su caché sube y sus acciones en WWE se cotizan al alza. Lo mejor de todo es que de repente hemos, no solo coronado a nuevos Mr. y Mrs. Money in the Bank, sino que hemos avanzado en las historias futuras, todo ello en una sola noche. Ya sabemos que se nos viene una buena historia con Finn Bálor y Damian Priest estorbándose para hacerse con el Campeonato de los Pesos Pesados de Seth Rollins; sabemos que ese será el campeonato por el que opte Priest, y no el de Roman Reigns, y sabemos que Bayley no volverá a ver con buenos ojos a la buena de Iyo. Decisiones tan previsibles como correctas, con WWE jugando sus cartas sobre seguro a la espera de hacer su propio cash-in económico.


La noche de hoy fue de cánticos, y es que los británicos se vuelven muy musicales cuando están alegres, que es casi siempre. Bayley aclamada, Seth Rollins a lo suyo causando sensación, The Usos rememorando viejas glorias y L.A. Knight en otro nivel... Todo correcto hasta que apareció John Cena, como el que pasa por la puerta de un cine y entra a ver la película. Eso sí, parece que lo hacía para anunciar la bomba que todos esperan por estas tierras desde hace años, que WrestleMania se celebre en Londres. WWE lanzó un globo sonda con Cena y creemos que le ha llegado la respuesta que esperaban. Ahora, como dice Triple H en la rueda de prensa posterior al evento, Cena le ha metido en un lío. No sabemos ni cómo ni cuando pero lo que sí sabemos es que es cuestión de tiempo que WWE le dé a Gran Bretaña lo que lleva tanto tiempo pidiendo y ganándose. Co-protagonista o invitado de excepción a la fiesta de Cena fue Grayson Waller quien se sintió como Elias ante Undertaker cuando compartió espacio y careo con un futuro miembro del Salón de la Fama.

¿El peligro? La mala lengua de los fans británicos que creyéndose graciosos proferían gritos y cánticos que solo los mayores de edad deberían escuchar, y a veces ni siquiera nosotros. Eso sí, los talentos, uno por uno y en su orden, entraron al trapo de las provocaciones y ovaciones de los allí presentes hasta el punto de interferir en la Guerra Civil de los Usos y Roman Reigns cuando gritando: "Si odias a Roman, levántate", Roman Reigns se sentó en el filo del cuadrilátero en plano combate. En el debe de la afición británica quedarán los cánticos homófobos hacia Shayna Baszler, solo cortados de raíz cuando traicionó a Ronda Rousey.


VIVIR LO VIVIDO

Vivir lo vivido y ser agradecidos, es lo que somos y lo que hacemos cuando comenzamos este camino de la comunicación luchística por y para vosotros. Que Contralona haya llegado a ocupar un lugar de importancia en el panorama del wrestling actual hasta codearse con los mejores hace que seamos mejores y sigamos aprendiendo día a día. Nos vamos de Londres con la sensación de haber aprendido, trabajado y colaborado, pero sobre todo con la satisfacción de un trabajo bien hecho, de haber hecho equipo porque, al final, de esto se trata, de hacer equipo y de llevaros la mejor información en el mismo momento en el que está pasando. Todo el esfuerzo que hemos puesto en estos dos días ha merecido la pena y hace que os sintamos más cerca.


WWE no para; volverá mañana a Estados Unidos y el lunes en Monday Night Raw todo habrá parecido un sueño y eso es lo que pasa cuando uno sueña con los ojos abiertos, que aprovecha mejor todo lo que tiene ante sí y es más persona, más profesional. Gracias WWE por habernos permitido presenciar en directo uno de los mejores PLE de lo que va de año y ahora solo queda contar los días hasta que llegue SummerSlam, donde volveremos a estar en primera línea para volveros a contar todo que os merecéis saber y de la mejor manera posible. Gracias, gracias y gracias... y como diría L.A. Knight: "Yeeah!"

Commenti


Recent Posts
bottom of page