• Robert Anthony García

NXT TakeOver 31: Nuevo ambiente, nuevo local, misma pasión y emoción


Capitol Wrestling Center. Esta nueva apuesta promete darle un toque refrescante a NXT y que mejor manera de estrenarlo que con un evento TakeOver.


La edición número 31 de NXT: TakeOver comenzó con el sazón boricua por parte del Campeón de Norteamérica Damian Priest, quien defendió su campeonato contra Johnny Gargano en lo que fue una emocionante lucha para comenzar la velada luchística de la noche. Ambos competidores lo dejaron todo en el cuadrilátero y el boricua pudo retener su campeonato. Tremenda victoria para Damian Priest quien continúa demostrando de qué está hecho en NXT.


Kushida tuvo un cambio de actitud luego de un encuentro físico contra Velveteen Dream destrozándole uno de los brazos con diferentes llaves de rendición. Kushida continuó el ataque vicioso luego de que Dream se rindiera al finalizar la lucha. Estará interesante ver si Velveteen Dream sufrió alguna lastimadura que lo mantenga fuera de acción, y además saber que le pasó por la mente a Kushida que le causara atacar de esa manera de Dream.


El Campeón de Pesos Cruceros Santos Escobar y el retador Isaiah “Swerve” Scott dieron una clínica de lucha libre en un combate personal, lleno de movimientos aéreos y físicos. Ambos competidores lucieron de manera impresionante y fue Escobar quien retuvo su campeonato al finalizar la lucha.


En el combate por el Campeonato femenino de NXT, Io Shirai tuvo que buscar más allá de sus fuerzas para poder derrotar a la retadora Candice LeRae, quien intentó hacer trampa. Incluso su esposo Johnny Gargano trató de intervenir a su favor pero no fue suficiente. Shirai lució impresionante como de costumbre y al final del combate vimos el regreso a NXT de Tony Storm y Ember Moon. El panorama de la división femenina de NXT promete ser emocionante en las próximas semanas.

En el evento estelar de la noche, el Campeón Mundial de NXT Finn Bálor y el retador Kyle O’Reilly tuvieron una lucha épica repleta de acción y emoción de campana a campana. Bálor atacó temprano en la lucha a O’Reilly en el área del abdomen y el retador trató de recuperarse pero no fue suficiente. Fue la lucha de la noche y ambos competidores no decepcionaron a la fanaticada. Finn Bálor se llevó el triunfo y luego de la lucha ayudó y mostró su respeto al retador, pero la celebración y el gesto fue detenido cuando Ridge Holland apareció entre el público cargando a Adam Cole en sus brazos y depositándolo en el área del ringside. ¿Qué significa este ataque para Undisputed Era? ¿Tendrá Finn Bálor algo que ver con este ataque?

Recent Posts