top of page

La "gran mentira" de una WrestleMania en Londres

El pasado sábado, en Money in the Bank, John Cena ponía el mundo del wrestling "patas arriba", primero apareciendo por sorpresa en el Evento Premium de Inglaterra, y segundo, anunciando la más que posible celebración de una WrestleMania en Londres. El tema fue gran protagonista de la noche, casi por encima del propio evento, aunque nada más terminar el show, tanto Triple H como otra diferentes Superestrellas del organigrama WWE se apresuraron a echar el freno para no crear expectativas a unos aficionados deseosos, ¿Puede ser? Sí, ¿Será? A corto plazo ya te avanzamos que no.


La alargada sombra de WrestleMania en Londres


WrestleMania es el gran evento del año por excelencia en WWE. En sus 39 ediciones, el show se ha convertido en cita ineludible, no solo para los aficionados de WWE sino para los aficionados al deporte en general. Como si de la Super Bowl de la lucha libre se tratara, WrestleMania es, por derecho, el quinto evento deportivo más visto en el planeta, solo por detrás de, obviamente, la Super Bowl, la final del mundial de fútbol, la final de la Champions League y las olimpiadas. WrestleMania se codea con los grandes, pero no tan fácil "sacarla" de su zona de confort.


Cuando el pasado sábado John Cena dejó caer la idea de una WrestleMania en Londres, ni siquiera los directivos de WWE sabían que la Superestrella iba a "soltar esa bomba de relojería", pero ¿por qué lo hizo? Hay quien dice que fue una declaración de intenciones ante la inminente celebración del evento que AEW tendrá en Londres en el mes de agosto. En las semanas previas a Money in the Bank, la elección del O2 Arena de Londres seguía sin convencer a los aficionados que se extrañaban de que WWE no hubiera elegido un estadio con mucha más capacidad dentro de la amplia gama de excelentes instalaciones deportivas de las que dispone la ciudad británica, pero al dejar caer esa posibilidad, llevando una WrestleMania de dos noches al estadio de Wembley, sin duda sería una sombra amenazante sobre AEW que aún espera cerrar el cupo de ventas de ese mismo estadio. WrestleMania ya lo habría conseguido en un abrir y cerrar de ojos, además para las dos noches.


Generalmente, la celebración de una WrestleMania en una determinada ciudad tiene un impacto multimillonario para esa zona, es decir, aquí todos salen ganando. WWE recibe dinero por ir a una ciudad y esa ciudad recibe la masa humana y económica que mueve WWE con aficionados que llegan desde cualquier rincón del mundo para vivir dos días de infarto y emociones. El dinero que gastan en alojamiento, bares, ocio, etc... es lo que hace que cualquier ciudad norteamericana, tenga como objetivo la organización de este evento, pero también tiene que estar dispuesta a invertir, cosa que parece, al menos de momento, no está dispuesta a hacer la capital británica. De hecho, según afirma Dave Meltzer, WWE tenía previsto el pasado año celebrar Clash at the Castle en Londres, pero la ciudad británica no estaba dispuesta a pagar lo que pedía WWE y es por ello que "se llevó el evento" a Cardiff.


Según reportes que llegan desde los Estados Unidos, en el hipotético caso de poder celebrar una WrestleMania en Europa, no sería antes de 2026 ya que WrestleMania 40 (2024) será en Filadelfia y WrestleMania 41 (2025), según Fightful, también se celebrará en Estados Unidos e incluso hay quien afirma que WrestleMania 42 (2026) está apalabrada para el nuevo estadio de los Tennessee Titans en Nashville. Lo que sí que podría ser, no sabemos si es para contentar a los aficionados, es la celebración de otro de los grandes cuatro PLE del año, ya sea Royal Rumble o SummerSlam en Gran Bretaña; pero a día de hoy, la celebración de una WrestleMania en Londres, como decimos a corto plazo no es viable. Estas fueron las palabras de Triple H en la rueda de prensa posterior a Money in the Bank acerca de esta cuestión:


"Lo primero que quiero hacer es agradecerle a John Cena la posición en la que me ha dejado ya que no importa lo que diga, esto va a dar de qué hablar. Miren, he venido aquí desde inicios de los noventa y siempre ha sido espectacular, hemos vivido en Londres algunos de mis eventos favoritos y, a veces, sin ni siquiera tener televisión en directo. La gente, el ambiente, las reacciones aquí siempre rompen moldes y por lo que toca a WrestleMania en Londres es difícil. Me encantaría que fuera fácil, que pudiéramos decir 'vamos' y ya está pero no es así. Lo que os puedo decir es que en este año 2023, 4 de los 6 eventos premium que hemos hecho se han celebrado fuera de Estados Unidos y si miráis años atrás, este tipo de cosas nunca antes habían pasado. Montreal, Puerto Rico, Arabia Saudita, Londres... Somos una compañía global y queremos seguir siendo una compañía global, queremos ser globales así que 'nunca digas nunca'; la intención está ahí pero es mucho más difícil de lo que parece aunque mientras haya una pequeña opción de seguir haciendo este tipo de shows, vamos a seguir intentándolo".


Vivir en una burbuja


Cuando una empresa tiene una posición fuerte en el mercado, cuando se siente superior y cuando sabe que su producto es de calidad, pasan este tipo de cosa. WWE sabe que, a día de hoy, dentro del deporte de entretenimiento, no hay quien le haga sombra y por ello está dispuesta a seguir inflando la burbuja, con el riesgo de que en cualquier momento pueda explotar. El estudio está ahí. La compañía cuenta con una cúpula directiva que sabe qué mercados atacar y en qué momento. Tras cimentar con solidez su presencia en Arabia, WWE sabía que tenía que mover ficha hacia Gran Bretaña, en un momento en el que tanto AEW como UFC se quieren hacer fuertes. Money in the Bank no fue más que una demostración de músculo de WWE, un decir: "Aquí estoy yo" o "Supera esto", y esto no va a ser fácil de superar. Cierto es que no se puede comparar un O2 Arena lleno con un estadio de Wembley hasta la bandera, pero sí que se pueden estimar las ventas ya como hemos dicho, el impacto económico que uno y otro evento generen en la ciudad ya que, difícilmente veremos a aficionados de fuera de Gran Bretaña en el evento "All In" de AEW. El alcance de AEW, solo por la cantidad de países en los que se televisa su producto es infinitamente inferior al de WWE y como le gusta decir a Triple H, la diferencia entre uno y otro en cuanto a marca global no tiene parangón.


Por otro lado está la "Cuestión John Cena", un mito, una marca y un nombre al que en WWE se le permite absolutamente todo. Se lo tiene ganado tras 21 años en el negocio, y esta es su casa. No es de extrañar que ni el propio Triple H supiera qué iba a decir, y es que él se lo puede permitir. Es de las pocas personalidades a las que se les da un micro y les dicen: "Sal y di lo que quieras". Sólo él, The Rock, Steve Austin o Undertaker están a ese nivel; ni siquiera Hulk Hogan. Cena sabe mejor que nadie cómo encender a los aficionados, y visto el recibimiento que le dieron (que le dimos) en Londres, se vino arriba y dejó caer "la bomba" que todos esperaban porque él es así, es John Cena y dice lo que le da la gana. Y lo consiguió. El ambiente vivido en el O2 Arena fue extraordinariamente atronador, fue sin duda la ovación de la noche y WWE ahora tiene que lidiar con el monstruo que Cena ha creado. Lo bueno para WWE es que esto no para y en una semana se habrá olvidado ya que habremos vivido Raw, NXT y SmackDown, con el "Juicio a Roman Reigns", cosa que hará que, definitivamente, si no eres o estas en Londres, se haya olvidado todo este tema de WrestleMania en Gran Bretaña. Es por ello que titulamos "La gran mentira", la burbuja fabricada por Cena para un momento puntual para conseguir un efecto puntual y en ese sentido, ¡Chapeau!

Commenti


Recent Posts
bottom of page