¿Logan Paul venciendo a Roman Reigns en WWE Crown Jewel? No, gracias

Mucho se está hablando y escribiendo sobre la lucha particular por el Indiscutible Campeonato Universal de WWE que tendrá lugar el sábado, 5 de noviembre, en Oriente Medio entre el famoso YouTuber y personalidad de las redes sociales en general, además de Superestrella de WWE, Logan Paul, y el campeonísimo Roman Reigns. A priori, sería una lucha muy inclinada del lado de Roman Reigns, así que WWE está poniendo toda la carne en el asador para hacer creer a la gente que Logan Paul tiene posibilidades y desde todos los estamentos, oficiales y no tanto, se está haciendo ver que una victoria de Paul, eso sí, con un poco de suerte o ayuda externa, bien podría beneficiar al producto que está ofreciendo WWE a día de hoy pero, ¿alguien se cree semejante escenario? Yo no, gracias.


Bajo los focos la luz quema


Logan Paul es feliz. Es joven, tiene buen físico, es una personalidad de reconocido prestigio en el mundo del deporte y la farándula y hace lo que hace porque se divierte. Poco más puede pedir a la vida en estos momentos. Pero el próximo sábado puede cambiar mucho su perspectiva de vida, para mejor (si finalmente se cumplen los augurios de algunos) o para no tan mejor (si Roman Reigns cumple con la tradición de sus últimas luchas y desmiembra a su rival trocito a trocito). Y es aquí cuando tengo un problema con todo esto, ya que me da la impresión que WWE ha puesto en funcionamiento la misma maquinaria que nos hizo pensar (incluido a un servidor) que Drew McIntyre saldría como Campeón WWE de Clash at the Castle. La brutal parafernalia propagandística de Triple H y compañía al servicio de Logan Paul puede ser un arma muy peligrosa.


Es por ello que hay quien está convencido de que lo mejor que le podría pasar a WWE es que Paul venciera a Reigns y sí, así lo dijo Conrad Thompson, reconocido periodista y uno de los mejores posicionados dentro de este mundo de la información del deporte de entretenimiento (yerno de Ric Flair y empedernido coleccionista desde hace años) con las siguientes declaraciones dentro del podcast "My World with Jeff Jarrett":


"Si estás en el círculo de la lucha libre en las redes sociales e internet, te darás cuenta que el espectador medio de la programación de WWE tiene más de 50 años. Si quieres que eso se incline hacia los más jóvenes tendrías que buscar bastante para encontrar a alguien que pueda traer una audiencia más joven que Logan Paul. Si eso es lo que se busca, Logan Paul es el tipo, y necesitamos algo para que la lucha libre llegue a esa gente.


"Creo que si tenemos suficiente historia en torno a él, como por ejemplo que Paul Heyman ayudara a Logan Paul a ganar el título en Arabia Saudí. Eso simplemente se apoderaría de las redes sociales, especialmente si, hipotéticamente, nos dirigimos hacia Roman Reigns trabajando con un calendario más reducido o teniendo un combate con The Rock en WrestleMania, ¿Realmente necesitas el título mundial para eso?"



Sr. Thompson, disculpe mi atrevimiento, no seré yo el que le quite la razón pero me asaltan varias dudas en torno a sus declaraciones. Puede que sí que sea cierto que la media de edad de los telespectadores de WWE sea de 50 años, le daré un voto de fe ciega y le creeré cuando no me ha presentado ningún estudio ni balance al respecto, pero lo que no puedo dejar pasar es la afirmación de que "sería una buena opción de atraer una audiencia más joven". Es decir, Sr. Thompson, WWE se ha caracterizado en los últimos años por recuperar leyendas, no solo de la Attitude Era en adelante, sino incluso de los años 80 y 90, jugando así con la potente carta de la nostalgia. En los últimos tiempos la compañía que ahora comanda Triple H ha traído de regreso a "Stone Cold" Steve Austin (WrestleMania 38), Sting (WrestleMania 31), Tatanka, (WrestleMania 32), Lita, Trish Stratus, Kane, ¡Alundra Blayze! (Evolution 2018) ... y hasta a ¡Shawn Michaels! en un reciente show, precisamente en tierras saudíes. ¿No cree usted que si WWE quisiera hacerse con la audiencia más juvenil los movimientos habrían sido bien diferentes? ¿No cree usted que WWE sabe que atrayendo a los padres a los shows, éstos vendrán con sus hijos y que, potencialmente, la audiencia se duplicaría trayendo no a los YouTubers de moda sino a las leyendas; a los ídolos de la fanaticada más veterana?


Este par de preguntas, sin ninguna acritud, son dos cuestiones que dirijo a Conrad Thompson y a todos nuestros lectores de Contralona, a sabiendas que quizás nunca obtengan respuesta. Pero es que la cosa no queda ahí, ya que si la segunda parte de su discurso se basa en que Paul Heyman traicione a Roman Reigns para así protegerle del daño que la derrota pudiera causar a su imagen, me parece una historia, no solo manida, ya que la vimos en el último Royal Rumble de Saint Louis con Heyman traicionando a Lesnar en favor de Reigns; sino poco original y "facilona", ¿Por qué necesitaría ayuda un Logan Paul que ha sido capaz de poner contra las cuerdas nada más y nada menos que al mismísimo Floyd Mayweather? WWE nos están vendiendo que a Paul "sólo le hace falta un buen golpe afortunado que le proporcione la cuenta de tres", lo cual descabalga dicha opción. En fin, no son más que reflexiones en voz alta que espero que generen al menos algo de debate entre la fanaticada y que haga pensar a cada uno por sí mismo qué es lo mejor para el producto que todos amamos.

Recent Posts