El Arte del "Storytelling": Kenny Omega vs. Hangman Page


En muy pocos días se presentará el próximo evento de AEW: Full Gear donde, como de costumbre, se presenta una cartelera de altura y atractiva. Una de estas luchas es una batalla por el campeonato máximo de AEW entre el campeón Kenny Omega y su némesis, 'Hangman' Adam Page, una lucha llena de expectativas, no por lo que ambos pueden regalar a sus fans en el ring, sino por la cabalidad de su historia, sus roces, alianza y ahora rivalidad.


Page, un joven veterano en este rudo deporte, ha pasado por un sin número de situaciones tras su llegada en AEW; algunas metas cumplidas, pero muchas otras sinónimas de derrotas, vicios y fracasos. Desde la derrota ante Chris Jericho por el campeonato de AEW, su carrera ha sido una de diferentes capas, logrando en la misma convertirse en campeón de parejas junto a su ahora rival, Omega. Durante su reinado como campeones, fuimos testigos de diferentes escenarios, tanto en Page como en Omega, hasta llegar a la pérdida de los campeonatos y, por consiguiente, el fin de su amistad y alianza, cual fue presentado como uno de los encuentros principales en Full Gear el pasado año 2020.

Pero no estoy aquí para explicar sobre lo que puedo esperar (eso lo sabemos todos, una lucha de altura), sino para escribir sobre la magia del “storytelling”, algo que se ha perdido en muchas de las facetas del entretenimiento, incluyendo la lucha libre. El arte de poder crear un escenario épico, tras una historia completa, personal, extensa y entretenida, hace que esta sea una de las luchas más importantes en AEW, en especial para Page; su camino está construido para ser la próxima cara de la empresa. Similar, en aquel tiempo, con Omega e Ibushi, fueron hasta los detalles para que este feudo sea uno de sentido y coherente; es así como se crean a las estrellas del mañana, no con constantes luchas de relleno, o historias cortas y sin sentido, sino con una que los fans se identifiquen, señalen y digan: “me gusta lo que veo”.


Full Gear sera épico y, sin importar el resultado, de seguro veremos la culminación de una rivalidad, o el inicio de una más grande; un nuevo monarca o la continuación del dominio Élite. Levanto mi taza de café y brindo por más historias y menos rellenos. Amén.


Recent Posts