top of page

WrestleMania 39: El fin de una era y el comienzo de otra


La primera noche de WrestleMania fue sin miedo a equivocarme, mucho mejor de lo que se veía en papel. Considerando que son dos noches, WWE no lo pensó dos veces para darnos un espectáculo que mantuviera a todo el mundo al borde de sus sillas, desde la misma primera lucha.


Fue muy interesante ver a una Charlotte Flair y a un John Cena hacer un pase de batón a Rhea Ripley y a Austin Theory respectivamente. Charlotte no disimulo su alegría por su compañera y aplaudía en ciertos momentos mientras Rhea celebraba. En el caso de Cena…. ¿será esta la última vez que lo veamos luchando? el tiempo dirá, ya es uno de los mejores de todos los tiempos, el mejor de su generación y a los 45 años, puede vivir muy bien de su legado.


Uno de los grandes ganadores esta noche, aunque perdió su lucha, es sin lugar a duda Dominik Mysterio, no solo tuvo la mejor entrada de la noche, si no que se consolidó como uno de los principales "heels" de la compañía y me parece que el final de esa lucha, puede que tenga repercusiones en la cartelera de Backlash, el próximo mes de mayo, en el Coliseo de Puerto Rico. Sami Zayn, quise dejarlo hasta el final, porque realmente, este fue el momento de la noche, TODO el mundo estaba envuelto y esperando que la dupla Zayn-Owens saliera victoriosa. Junto a The Usos nos dieron durante casi media hora, lo que debe ser una de las mejores luchas en parejas de la historia y con el final esperado, con los canadienses ganando sus primeros campeonatos en pareja dentro de la compañía.

En la segunda noche de WrestleMania, mis expectativas estaban bien altas, gracias al gran espectáculo que nos dieron el sábado y no me defraudaron. Al igual que el primer día, cuando arrancaron con la lucha de Cena, abrieron el show con una de sus mayores estrellas, Brock Lesnar. Esto debió prepararnos para lo que seria una gran noche.


La lucha de Edge contra Finn Bálor, la de Reigns y Cody por el Campeonato Universal y la lucha por el Campeonato Intercontinental entre Sheamus, Drew McIntyre y Gunther, fueron clásicos instantáneos. Tomaron las cosas donde las dejaron en la lucha de parejas del sábado. Estoy seguro de que, en los próximos años, cuando se hable de las mejores luchas de todos los tiempos en WrestleMania, estas tres luchas serán parte de esas listas.


Todos los que hemos estado alguna vez en un WrestleMania, sabemos que siempre botan la casa por la ventana, y si trabajas en el mundo de las comunicaciones, muchas veces vas a estar más pendiente a lo que está pasando alrededor, pero este año se pasaron. La cantidad de pantallas que tenía ese set, son el dolor de cabeza para cualquier director de televisión y lo corrieron a la perfección. Como dice mi compañero Joel Torres, "estamos en el mejor momento para ser fanáticos de la lucha libre".

Comments


Recent Posts
bottom of page