top of page

WWE honra el legado de Bray Wyatt



La WWE produce contenido por 52 semanas al año, de 3 a 4 veces por semana. La realidad es que es mucho el tiempo que pasamos semanalmente con las súperestrellas de la WWE y de cierta manera se crea un nivel de cariño y preocupación que es difícil de explicar. Ya sean rudos o técnicos, uno se apega a los luchadores que sacrifican su cuerpo y sus familias por nuestro entretenimiento y esto es algo que no debemos nunca de tomar en vano. Anoche quedó demostrado que cuándo un luchador de la WWE que tanto cariño tenía de parte de la fanáticada fallece, duele y causa mucha emoción. En fin, los luchadores de la WWE se les quiere y se les odia, como cualquier familia extendida.


Con 24 horas para producir un tributo digno de su legado, WWE produjo un evento emotivo en dónde se recordó y se celebró la vida de Windham Rotunda, mejor conocido como Bray Wyatt. Lágrimas fueron derramadas mientras el talento de WWE se consolaba sobre el escenario y retumbaba el sonido de los 10 campanazos simbólicos que se realizan cuando fallece un luchador. Para la sorpresa de todos, Braun Strowman y Erick Rowan estaban parados junto a Triple H, mientras las luces se centralizaban sobre la icónica silla de The Wyatt Family que lucía vacía e incompleta.



Durante el restante de la noche fueron muchas las muestras de respeto por parte del talento que contra viento y marea, lo dieron todo por el entretenimiento de los presentes que corearon toda la noche “Thank You Bray” y “He’s got the whole world in his hands”, himno que marcó un capítulo tenebroso en la mente de sus oponentes. Quizás la linterna quedó apagada al finalizar SmackDown, pero el recuerdo de Bray Wyatt quedará inmortalizado en los corazones de sus fieles fireflies para siempre.


Wyatt se nos va del plano terrenal muy temprano pero su legado será celebrado de generación en generación. Vuela alto y descansa para siempre Bray Wyatt.



コメント


Recent Posts
bottom of page