top of page

LO INESPERADO SUCEDIÓ: Sami Zayn le dio un súper sillazo a Roman Reigns... y pagó el precio


Cada acto, cada acción tiene sus consecuencias y precio a pagar. Sami Zayn mostró corazón, valentía y coraje durante el Royal Rumble, pero lamentablemente pagó las consecuencias de mala manera con The Bloodline. Kevin Owens se lo había advertido a Sami Zayn una y otra vez sobre la verdadera naturaleza e intenciones de Roman Reigns y The Bloodline. Durante los minutos finales del evento Royal Rumble, las palabras de KO resultaron correctas cuando The Bloodline desató el caos contra el "Uce Honorario".

El Jefe Tribal retuvo su título sobre Kevin Owens en un combate muy violento en donde Owens sacrificó y dió la última gota de energía por destronar al campeón. Roman Reigns ordenó a The Usos y Solo Sikoa a que atacaran a Owens después de sonar la campana final y los agresores esposaron a Owens a las cuerdas y lo golpearon con múltiples patadas a la cabeza, hasta que se derrumbó sobre la lona. Reigns decidió llevar las cosas a otro nivel golpeando a Owens con una silla pero Sami Zayn intervino, haciendo que el Jefe Tribal le entregara la silla y terminara el trabajo. El "Uce Honorario" agarró la silla, dudó un poco y luego golpeó a Reigns con ella sobre su espalda para la algarabía del público y sorpresa del Bloodline.

Jimmy Uso atacó a Sami Zayn con una patada al rostro y lo derrumbó sobre el cuadrilátero. Jey Uso quedó devastado por lo sucedido a su amigo y decidió abandonar el cuadrilátero y con incredulidad. El resto de The Bloodline destruyó a Zayn mientras un Owens indefenso miraba a su amigo caído.


Nadie dijo que la ruta hacia WrestleMania sería fácil y ahora con fricción dentro de The Bloodline, los próximos 63 días prometen ser árduos para Roman Reigns y más difíciles para Sami Zayn.


Kommentare


Recent Posts
bottom of page