La victoria de Bad Bunny en WWE y su impacto en la lucha libre y la cultura popular

Era predecible el revuelo que se formaría tan pronto Bad Bunny ganó el campeonato 24/7 de WWE el lunes en RAW. Desde los fans más “hardcore” molestos, algo que es entendible, hasta los críticos de "el conejo", están que prenden de nada ante la nueva aventura del artista en WWE. ¿Pero es necesario molestarse tanto?


A veces se nos olvida que esto es entretenimiento deportivo y el que artistas y celebridades participen de las luchas es algo que ha pasado por décadas, tanto allá en Estados Unidos como aquí en la isla. Por el cuadrilátero de WWE ha pasado desde el actor de la serie Arrow, Stephen Amell (junto a Neville en RAW 2015), la participante Snookie de Jersey Shore (WrestleMania XXVII junto a John Morrison y Trish Stratus), Drew Carey (Royal Rumble 2001), Lawrence Taylor (WrestleMania XI), Mike Tyson (junto a Chris Jericho enfrentó a DX en RAW en el 2010), Floyd Mayweather (WrestleMania XXIV), Butterbean (WrestleMania XV), sin olvidar a Mr. T, quien luchó en el evento estelar del primer WrestleMania haciendo pareja con Hulk Hogan en medio del Rock N’ Wrestling Connection y la relación que hicieron con MTV en la década de los ochenta.

Aquí en la isla no estamos ajenos. Recordemos aquella famosa lucha entre Kobbo Santarrosa y Carlitos Colón en el año 2002, y a Tito Trinidad noqueando a La Pesadilla en WWC Aniversario 36.


Sobre el campeonato 24/7, ese campeonato es el “comic relief” de WWE. Estamos hablando de un campeonato que, además de pasar por las manos de sobre 35 luchadores en menos de dos años, también fue ganado por personas como el reportero de FOX Rob Stone, por el jugador del equipo de los Trail Blazers de la NBA Enes Kanter, por los jugadores de la NFL Rob Gronkowski y Doug Flutie, el corredor de NASCAR Kyle Bush y el DJ Marshmello, entre otros. Así que no debería sorprenderles que "el conejo malo" también tuviera su corrida. No le están dando uno de los campeonatos principales, le están dando un campeonato que se usa para hacer cosas jocosas y exponer la marca WWE en lugares comunes y corrientes.

Entretenimiento deportivo, nunca olvidemos eso. La lucha libre es entretenimiento deportivo y toda esta movida de Bad Bunny en WWE (y Bow Wow tratando de entrar en la movida) no es otra cosa que entretenimiento. Ambas partes se necesitan mutuamente, tanto WWE para llegar a un nuevo público como Bad Bunny para mantenerse en la televisión nacional en una época donde no se pueden hacer giras, además que ha sido la mejor forma de presentar a Damien Priest en el roster principal.


Disfrute el producto. Recuerde, el nombre de Puerto Rico está en todos lados todas las semanas gracias a esta movida.

Recent Posts