• Robert Anthony García

NXT: NUEVOS Campeones y una amistad quebrantada son el resultado de la noche dos de Stand & Deliver


Cuando llega la semana de WrestleMania, las superestrellas de NXT tienen una chispa en su interior y cada vez que compiten buscan la manera de robarse no tan solo el espectáculo, sino también la semana. NXT TakeOver: Stand & Deliver no fue la diferencia. Estas últimas dos noches, sin duda alguna, fueron dos de la mejores noches de lucha libre que hemos visto por parte de NXT.


Cuando busquen en el internet el significado de una guerra, de seguro les aparecerá rápido una foto del evento estelar de la noche. Adam Cole y Kyle O’Reilly tuvieron una guerra y un clásico instantáneo que será recordado por muchos años. Una vez hermanos y compañeros de The Undisputed Era, esta noche trataron e hicieron de todo por lastimarse uno al otro y el resultado fue una lucha que cumplió con las expectativas y se llevó una ovación del público presente en el evento. Ambos competidores resistieron y resistieron, pero al final O’Reilly fue el más fuerte y se llevó la victoria. Brutal por demás, una lucha que cada fanático de la lucha libre debería de presenciar aunque sea una vez.

Karrion Kross venía con una vendetta personal luego de haber tenido que renunciar al Campeonato Mundial de NXT debido a una lastimadura. Desde ese entonces, Finn Bálor tomó las riendas de NXT y ha estado al tope de la marca desde que ganó el campeonato. Pero si algo ha tenido claro Bálor es que el tiempo se le estaba acabando, y “tick tock”, ese tiempo como campeón terminó hoy. Kross demostró en esta lucha que él está más que preparado para cargar en sus hombros no tan solo el campeonato, sino que también a NXT. En un dominante desempeño, el luchador de descendencia puertorriqueña se llevó la victoria y el respeto de la fanáticada. Esperemos que no se lastime y tenga un reinado digno y muy merecido como Campeón de NXT.

Dos Campeones Peso Cruceros. Dos dignos representantes de sus respectivos países. Varías escaleras y un solo ganador y Campeón Indiscutible. Santos Escobar y Jordan Devlin dejaron todas las onzas de sudor y energía sobre el cuadrilátero en una brutal lucha de escaleras en donde Santos Escobar demostró ser el único y verdadero Campeón Peso Crucero. Esta victoria le dejó claro al mundo que Santos Escobar muy fácilmente, en un futuro no muy lejano, podría hacer un mayor impacto y quién sabe, hasta ser Campeón Mundial.

Recent Posts