• Robert Anthony García

Se calienta el ambiente en Raw una última vez a días de SummerSlam


Si hubiera un termómetro dentro del Allegiant Stadium, y con el calor que hace ahora mismo en Las Vegas, de seguro estaría a punto de explotar con lo caliente que se encuentra el panorama rumbo a la fiesta más grande del verano SummerSlam. Estamos a punto de caramelo, 4 días para ser exactos, de ver a un luchador de raíces boricuas buscar oro, la pareja más dispareja que hemos visto en tiempos recientes unirse, una triple amenaza sacada de una historieta de superhéroes y un choque de trenes con el campeonato más prestigioso en la WWE en juego. Sin duda alguna, la ciudad de Las Vegas tendrá un manjar de lucha libre único y especial este sábado en SummerSlam que podremos disfrutar a través de la plataforma Peacock. Hacía tiempo no se sentía la intriga y expectativa por un evento de SummerSlam y la WWE se ha encargado de mantenernos cautivados durante las últimas semanas.


Riddle es el tipo de luchador que quiere ser parte del grupo, pero nadie lo acepta. Él pensó que Randy Orton sería esa persona que lo aceptaría tal y como es y le cumpliría su sueño de forjar la pareja de RK-Bro. La semana pasada aparentaba ser el final del sueño tronchado de Riddle, pero tal y como mencionó Orton, el respeto no se busca, el respeto te lo tienes que ganar. Riddle no es el tipo de persona que tiene rencor. Si fuera por eso, hace rato hubiera pasado la página y se buscaba a otro "bro". Pero no. Riddle no iba a tirar por la alcantarilla esa conexión especial que tiene junto al "Asesino de Leyendas".

Ambos pudieron hacer nuevamente las paces y se unieron para vencer a un enemigo en común: los campeones en pareja de Raw AJ Styles y el gigante Omos. Los campeones han dominado la división en pareja desde que se coronaron en campeones en el pasado WrestleMania y nadie aún los ha podido vencer y destronar de sus campeonatos. Si Riddle y Orton entran a SummerSlam en buenos términos y enfocados, fácilmente se podrían convertir en campeones en pareja. ¿Se imaginan la alegría y emoción que Riddle tendría si esto sucede? Riddle y Orton no serán los mejores amigos pero si Randy lo acepta como su "bro", tienen el potencial de ser dominantes en su división.

No cabe duda en que The Miz es un "mal actor". Quedó demostrado en sus 9 películas The Marine, pero su peor actuación hasta el momento ha sido en estos últimos meses en donde le hizo pensar a su compadre John Morrison que estaba lastimado de la rodilla. El pobre Morrison carreteaba la bendita silla de rueda por todas partes, legítimamente pensando que su mejor amigo The Miz estaba lastimado. La semana pasada, Damian Priest destapó la payasada de Miz y le hizo pasar tremenda vergüenza, de nuevo.

Aunque Priest está súper enfocado en convertirse campeón de los Estados Unidos en SummerSlam, esta semana tenía asuntos por resolver con The Miz, quien no tenía nada que buscar con el luchador de raíces puertorriqueñas. Con Sheamus en la mesa de narradores observando y estudiando a su retador en SummerSlam, Damian Priest le demostró que él no es el único en poder conectar su famosa y dolorosa patada a la cabeza. Damian Priest busca continuar su racha impresionante en WWE este sábado y buscará conquistar su primer campeonato desde su llegada a Raw.


Un luchador dominante se mide por su fuerza y manera en que destruye la competencia. En la época de WCW, Goldberg era una fuerza inhumana, de esas que jamás habíamos visto. Su impresionante racha invicta de 173 victorias consecutivas lo elevó al tope de la industria de la lucha libre en general. Al pasar los años, Goldberg ha continuado dominante, pero no al mismo nivel de antes. Aunque en los últimos años se ha convertido en campeón universal en dos ocasiones, su última oportunidad titular a principios de año no le fue muy bien que digamos contra Drew McIntyre.

Pero el pasado es el pasado y lo que importa es el presente y el futuro, y sus últimas derrotas no le quitan el sueño a Goldberg, quien busca convertirse en campeón de la WWE por primera vez. Pero para lograrlo tiene que vencer a un hombre que lleva también una racha de defensas titulares exitosas que no tiene nada que perder y todo lo de ganar. Desde convertirse en campeón de la WWE, Bobby Lashley se ha convertido en una máquina de destrucción, y tener oro sobre su cintura lo que hace es motivarlo aún más a destruir a quien sea su oponente al otro lado del cuadrilátero. Ser campeón de la WWE ha elevado a Lashley a un nivel que nunca habíamos visto en su carrera y le hace justicia al dicho “el campeonato no hace al luchador, el luchador hace al campeonato”.

Goldberg es un miembro del Salón de la Fama de la WWE que aún demuestra que ese Goldberg dominante aún existe. Quizás no será el mismo, quizás esté más viejo y mas lento, pero cuando tu motivación es tu hijo, cualquier cosa que te propongas lo vas a lograr. No hay nada que un padre no haga por sus hijos y Goldberg quiere demostrarle a su hijo quién realmente es Goldberg y quiere usar a un Bobby Lashley en su "peak" como ejemplo. Dos guerreros sobre el cuadrilátero, dos titanes, dos motivaciones totalmente diferentes y uno solo tendrá su mano levantada como campeón de la WWE al sonar la última campana. Un combate demasiado importante e intrigante que mantendrá al todos al borde de sus asientos.


No hay más nada de que hablar. Solo falta que llegue el sábado y suene la campana y comience la acción sobre el cuadrilátero. Los luchadores están listos. La fanaticada esta lista. En papel, este promete ser uno de los SummerSlams más memorables en tiempos recientes. El bando de Raw dejó su tablero preparado para la acción, ahora falta ver SmackDown el viernes para completar la ecuación. Habrán ganadores y habrán perdedores, pero lo único seguro este sábado en SummerSla, es que la fanaticada saldrá ganando como de lugar.

Recent Posts