WWE: Lesnar, Rousey y Bad Bunny sorprenden al mundo en Royal Rumble (VIDEOS)


La ruta hacia WrestleMania en Dallas ha comenzado. El humo se ha despejado luego de un impredecible Royal Rumble en donde hasta el final de la noche no sabíamos qué iba a suceder y qué sorpresas WWE tenía bajo su manga para su fanaticada. Al final, fueron Ronda Rousey y Brock Lesnar quienes resultaron ganadores de ambos Royal Rumbles y poncharon su boleto hacia el evento estelar de WrestleMania. Ambos fueron participantes sorpresa entre las treinta superestrellas que participaron y, comúnmente, ambos son ex campeones mundiales de UFC.

Después de una carrera histórica con WWE, en donde formó parte del primer evento estelar femenino en WrestleMania, Ronda Rousey se tomó un tiempo fuera para formar una familia. Siempre existía la pregunta de si volveríamos a ver a la peleadora de MMA en un cuadrilátero de WWE. Esa incertidumbre fue respondida en el Rumble. Casi se podía sentir el temblor del estadio mientras los sonidos de Joan Jett y su canción "Bad Reputation" resonaban en las bocinas. Rousey y Charlotte Flair fueron las últimas dos competidoras, lo que creó un gran enfrentamiento. Al final, Rousey lanzó a la campeona femenina de SmackDown sobre la cuerda superior consiguiendo de esta forma un combate titular en WrestleMania. Ahora la pregunta es, ¿a quién escogerá Rousey como su oponente? ¿Será a Charlotte Flair? ¿Será a Becky Lynch?

Seth "Freakin" Rollins decidió darle una mirada retrospectiva de sus días en The Shield desempolvando el chaleco táctico y hasta la música icónica. Juegos mentales para tratar de sacar de ritmo al campeón universal Roman Reigns, quien llevaba hasta ayer 515 días como campeón. Los dos iniciaron el espectáculo del Royal Rumble con un vaivén que puso a la multitud de pie en varias ocasiones. Reigns sería descalificado cuando se negara a liberar su llave de rendición, guillotina alrededor del cuello de Rollins. Luego de que sonara la campana, Reigns continuó atacándolo con una silla de acero sobre la espalda, recordando el momento en que Rollins traicionó a The Shield. Parece que estamos recibiendo una revancha entre los dos en las próximas semanas, pero con Lesnar también en la mira de Reigns, la cosa se está poniendo picante para el Jefe Tribal. Parece que tenemos algunos meses interesantes por delante antes de WrestleMania en abril.

Brock Lesnar entró al Royal Rumble como el campeón de la WWE defendiendo su título contra Bobby Lashley y terminó la noche ganando el Royal Rumble. Todo comenzó cuando Lashley destronó a Lesnar gracias a la interferencia de Roman Reigns. El abogado Paul Heyman le entregó el campeonato a Reigns, quien luego lo usó contra Lesnar, dándole un golpe en la cabeza. Lashley aprovechó ganando el oro por segunda ocasión en su carrera en WWE. Más tarde en la noche, la "Bestia Encarnada" entró en el Royal Rumble masculino con el número 30. La victoria de Lesnar tuvo una reacción polarizadora, ya que los miles en el estadio en St. Louis esperaban ver al hijo de su ciudad natal Randy Orton llevarse la victoria. Lesnar ahora puede elegir enfrentarse a Lashley o Reigns o a quien sea campeón en WrestleMania 38 en Dallas. Heyman ciertamente tiene algunas explicaciones que hacer.

Como parte del Rumble masculino, al momento de llegar el participante número 27, tuvimos una de las pocas sorpresas durante la lucha. Bad Bunny regresó a WWE luego de su impresionante lucha en WrestleMania el año pasado. Bunny lució como si su última lucha hubiese sido anoche, lanzándose desde la tercera cuerda eliminando a Sheamus e inclusive aplicándole un Bunny Destroyer a Riddle. Pero la suerte de Bad Bunny terminó al llegar Brock Lesnar quien luego de aplicarle un F5 al artista puertorriqueño lo eliminó de la contienda. Lo que comenzó como un chiste y una crítica negativa para muchos se ha convertido en una de las participaciones de una celebridad en WWE que ha sido mejor aceptada por el público en general. Quién sabe cuándo veremos a Bad Bunny haciendo de las suyas nuevamente en WWE.


Recent Posts