Yoly: La campeona de la lucha libre puertorriqueña


A eso de las 6 de la mañana de hoy, desperté con un mensaje de Angel Pantoja, manejador de 'Su Majestad' El Profe, con la triste noticia de que nuestra amiga Yolanda "Yoly" Serrano partió a morar con Dios. Al igual que a muchos, me chocó. La verdad me sorprendió porque hace alrededor de 2 o 3 semanas conversamos vía telefónica y ella se escuchaba de lo más bien. Pero como me dice Profe, "como era tan fuerte en su personalidad, no podíamos pensar qué le pudiera pasar".


Y es que Yoly era así. Su sonrisa, su bondad con todos y su manera de darse a querer brillaba por encima de cualquier situación que pudiera estar pasando alrededor. Era raro no ver a Yoly en una cartelera. Incluso, en esa llamada telefónica, me preguntó: "Joel, ¿te veo el sábado en Manatí?" A lo que le contesté: "Claro que sí". Sin embargo, ese sábado, 3 de septiembre, miré alrededor del público buscándola y no la vi. Quizá estaba presente y no la logré ver. De muchos fanáticos que siempre asisten a las carteleras y que tengo el gusto de saludar, hay dos personas a quienes siempre acudo sin fallar: Doña Olga, quien tengo entendido que su salud no la permite asistir a las canchas como antes, y Yoly, con quien siempre me quedaba un rato conversando, por lo general, en los momentos de recesos en las carteleras.


"Retroyoly", como también era conocida gracias a su pasión por Los Beatles, Batman y el rock ochentoso, comenzó a asistir a las carteleras de lucha libre, a sus 13 años, en el 1976, tres años después que Capitol Sports Promotion se fundara. Que conste, la "Capitol" no fue la única compañía que ella visitaba. Desde ese entonces, Yoly se hizo amiga de superestrellas como Carlitos Colón, Chicky Starr, Savio Vega, Scott Hall, la Monster Ripper, Big Vito, Kendo Nagasaki, El Profe, los Youngbloods... you name it. Pero el que la conocía sabía que ella tenía, de muchos, al menos dos personas que ella consideraba muy especial en su vida: 'Mr. Rayting' Ray González y 'El Latino Dorado' Joe Bravo, con quienes compartía y tenía una amistad incomparable.

Yoly siempre tenía algo que decir, bueno o para mejorar. Es por eso que la lucha libre puertorriqueña y sus integrantes confiaban y creían en lo que decía. Aunque siempre quizo mantenerse como fanática, como decimos en la lucha libre, ella era una de los "boys". La atención que siempre le brindó a los colegas de esta industria fue excepcional, según muchos de ellos han contado con el pasar del tiempo.

¿Y quién no recibió alguna corrección de Yoly? Ella solo quería que, en nuestra bendita lucha libre, las cosas se hicieran correctamente. Siempre mantuvo su mentalidad "old school", y como muchos compañeros dicen, ella siempre fue una tumba.


Recuerdo en un momento dado, el amigo Willie Urbina me dijo: "Joel, tú a quien tienes que entrevistar es a Yoly. Mira que ahí sí hay muchísma historia". Recuerdo en otro momento conversar con ella y decirle sobre esto, y me dijo: "¡Claro! Me avisas y la hacemos". Honestamente valoré mucho eso que dijo porque sabía que tenía una responsabilidad enorme en mis manos. Sin embargo, cuando el momento idóneo llegó, preferí que fuese Profe quien la entrevistara en su programa El Profe Talk Show porque sabía de la gran amistad que ambos tenían, y ese día en el "set" se pasó espectacular con ella.

Queda más que claro que como Yoly no habrá ninguna otra. Única en su clase. Digna de admirar y respetar por todo lo que hizo como fanática en la lucha libre profesional. Todos extrañaremos a Yoly, pero sabemos que, en cada cartelera, estará presente con nosotros en espíritu.


Yoly, hoy, 23 de septiembre de 2022, la lucha libre puertorriqueña celebra tu vida. GRACIAS. Gracias por haber abierto tu vida a la lucha libre puertorriqueña. Que Dios te tenga en Su gloria.


Un fuerte aplauso para Yoly.

Recent Posts