INSPIRADOR: El ejemplo que Cody Rhodes le dio a la lucha libre en Hell In A Cell


“¡Un ángel caído, con una ala rota, descendió al infierno y se fue a la batalla contra el propio diablo!”

Esas fueron las palabras con las cuales Corey Graves describió lo que Cody Rhodes enfrentó durante el evento estelar de Hell in a Cell. Luego de que se comentara y luego se confirmara el desgarre pectoral de Rhodes previo al combate ante Seth “Freakin” Rollins, nadie sabía que esperar y si en efecto podría competir, pero nadie se esperaba ver las impactantes imágenes que procedieron una vez The American Nightmare hizo su entrada dentro a la celda infernal.


Desde que sonó la campana, era difícil ver lo que transcurría en pantalla debido a lo impresionante y pertubadora que se veía el lado derecho del pecho de Rhodes, quien portaba un gigantesco moretón que le impedía movimientos del lado derecho de su cuerpo. Todo apuntaba a que Rollins tendría un compromiso fácil y podría conseguir su primera victoria en la tremenda trilogía que comenzó en WrestleMania, pero Cody Rhodes demostró corazón, sacrificio y el amor que tiene por el deporte durante el combate.

Al principio, la multitud que se dio cita en Chicago parecía impresionada por la lesión para entrar en el calor de la acción. Los minutos de apertura del evento estelar fueron los más silenciosos que la fanaticada había estado en toda la noche. Rollins siendo el luchador astuto que es, rápido fue directo por la lesión, atacando y pateando el hombro y tirando el brazo de Rhodes contra la lona. Pero Cody Rhodes nunca se rindió, aún cuando Seth “Freakin” Rollins hizo todo en su poder para ponerle fin al feudo y a la carrera de su oponente, quienes ya habían llevado la rivalidad a niveles personales.

Rhodes intentó defenderse en múltiples ocasiones, inclusive sacó un cencerro, arma sinónimo de su padre Dusty Rhodes y se castigaron de parte y parte. Al finalizar la lucha y casi con el brazo en el piso, Rhodes le aplicó dos Cross Rhodes y luego logró golpearlo con un martillo para llevarse la victoria. Sin duda alguna se ganó el respeto y admiración de los fanáticos.


Este encuentro será recordado por mucho tiempo como uno de los actos de valentía y perseverancia que jamás hemos visto sobre un cuadrilátero de lucha libre. Cody Rhodes sirve como el ejemplo perfecto de que no importa que tan grande sea el obstáculo, si le hechas ganas, empeño y pasión, podrás sobrepasar y salir airoso en cualquier momento de la vida.


Al culminar la transmisión del evento, Rhodes le anunció a los presentes en Chicago que durante Monday Night Raw comentará más a fondo sobre la lastimadura. Se comenta que hará un anuncio de que será sometido a una cirugía que lo podrá mantener fuera del cuadrilátero por un periodo de cuatro de seis meses. Pendientes a Contralona al culminar Raw donde brindaremos la actualización más reciente sobre The American Nightmare Cody Rhodes.


Si no pudiste sintonizar, te invitamos a ver nuestra transmisión en vivo al culminar WWE Hell In A Cell.


Recent Posts