WWE entrega una noche llena de acción y emoción en su regreso a Puerto Rico (FOTOS)


La última vez que WWE se presentó en Puerto Rico fue el 26 de octubre del 2019. Varios meses después, la vida cambió a causa de la pandemia. Dos años más tarde, contra viento y marea y bajo estrictas medidas de seguridad, WWE regresó a la Isla del Encanto recordándole a la fanaticada que, por más difícil que sea la tormenta, rendirse no es la manera deseada de continuar viviendo.


Tuvimos el privilegio de presenciar un evento de primera, en donde luchadores, tanto de SmackDown como Raw, deleitaron a miles de fanáticos que se dieron cita al Coliseo de Puerto Rico para presenciar el WWE SuperShow. Desde las afueras del coliseo se sentía la energía de la fanaticada que estaba deseosa de disfrutar lucha libre, pero más allá, despejar la mente y sentir un aire de normalidad dentro de toda la locura que llevamos viviendo como pueblo por los últimos meses. Familias, amigos y desconocidos unidos con una misma pasión por la lucha libre.

Somos privilegiados en poder recibir la visita continua de WWE en Puerto Rico y definitivamente cada evento supera el anterior. Dentro del coliseo, los asientos vibraban de la euforia distintiva que los puertorriqueños presentan al momento de ver lucha libre y por poco rompen el techo durante uno de las luchas estelares de la noche. Cesaro, Finn Bálor y Drew McIntyre pusieron a todos de pie al hacer sus entradas en lo que sería una lucha en pareja de revelo australiano. ¿Sus oponentes? Nada más y nada menos que los actuales campeones en pareja de SmackDown, Los Usos junto al campeón universal Roman Reigns.


Los seis atletas se alimentaron de la adrenalina transmitida por los fanáticos y nos regalaron una de las mejores luchas que hemos visto en Puerto Rico por parte de WWE. La fanaticada puertorriqueña estaba lista para reconocer a Roman Reigns como su jefe tribal, pero también dejaron sentir el aprecio y admiración por cada una de las superestrellas que pisaron el cuadrilátero en suelo boricua.

Pero una de las ovaciones más grandes fue para el campeón de los Estados Unidos, Damian Priest, quien pudo cumplir su sueño de poder competir frente a su pueblo que lo vió crecer y frente a su familia. Su padre se encontraba en primera fila con una bandera inmensa de Puerto Rico y orgulloso de todos los logros que su hijo ha cosechado en WWE. Priest entró con una bandera sobre su espalda y enfocado en darle una lección de respeto a Sami Zayn, quien le había faltado el respeto a Puerto Rico y buscaba destronarlo de su campeonato de los Estados Unidos frente a su gente. Priest derrotó a Zayn y terminó la velada con un mensaje de agradecimiento y asombro por el trato que había recibido desde su llegada a Puerto Rico.


WWE SuperShow en Puerto Rico fue el evento que como pueblo unido nos hacía falta. Una noche en donde nos olvidamos de las locuras que ocurren alrededor de nosotros y juntarnos para disfrutar de buen entretenimiento por dos horas. Pudimos ver en vivo también a Charlotte Flair, Rhea Ripley, Angel Garza, Humberto Carrillo, Jinder Mahal, Dominik Mysterio, Natalya, Tamina, entre otros. ¿Volverán a pasar dos años entre su próxima visita? No lo sabemos, pero podemos estar consientes de lo especial y único que será.


En una nota aparte, agradecemos a la producción del evento por permitir al equipo de Contralona ser parte de esta histórica noche. Te invitamos a disfrutar de algunas fotos de WWE SuperShow captadas por el lente de Hernán 'Chocky' Miranda / CB Media PR. Y pendientes, que nuestro Emanuelle Santiago también nos brindará una reflexión sobre el evento con fotos tomadas por el lente de Amaury García.


Recent Posts